Posts Tagged 'Andrea'

January 29, 2015

A lo largo de tu vida vas construyendo tu propia idea de lo que es el concepto de amor, incluso podrías intentar definirlo si te lo pidieran, podrías atreverte a decir que ya sabes cómo se siente… hasta que tienes un hijo. En ese momento tomas tu idea de amor, la haces bolita y la […]

0 Comments
filed under: Kids
tags:

A lo largo de tu vida vas construyendo tu propia idea de lo que es el concepto de amor, incluso podrías intentar definirlo si te lo pidieran, podrías atreverte a decir que ya sabes cómo se siente… hasta que tienes un hijo. En ese momento tomas tu idea de amor, la haces bolita y la avientas por la ventana, ya que el nuevo significado ha llegado de golpe, y es tan fuerte que te toma algunos días poder siquiera asimilarlo, no digamos ya entenderlo.

El sentimiento es grande, inimaginablemente grande. Es el instinto animal que tenemos programado en lo más profundo y que nos hace poner a ese nuevo pequeño ser contra nuestro pecho y abrazarlo para darle protección, como cualquier criatura salvaje lo haría para proteger a su cría de un crudo invierno. Nada malo le pasará, así me cueste la vida lograrlo.

Verla crecer es lo más increíble que me ha pasado. El atestiguar cómo poco a poco cada uno de sus músculos comienza a descubrir que se pueden comunicar entre sí, que uniéndose podrían ser capaces de tomar ese extraño objeto llamado sonaja que se encuentra a un costado. Luego, antes de que te des cuenta, han pasado los meses y comienza a dar sus primeros pasos. ¿En qué momento pasó?

La primera vez que la escuché decir “¿papá?”, así, con los signos de interrogación, convirtiéndose ésa en su primer palabra, sentí recorrer por todo mi cuerpo una ternura tal que simplemente me quebró, ahora el que no podía hablar era yo.

Ha sido un año de aprendizaje para mí, por ejemplo la habilidad de recargar mi pila con sólo 3 horas de sueño (o menos). O el adoptar la terminología correspondiente, desde tamizaje hasta nebulización, pasando por Nene Dent y Cataflam. Aprendí también que Stérimar no es una novela de Thalía y que para realmente poder apreciar el sabor de una buena papilla, es indispensable esparcirla en tus cachetes y nariz. Además comprendí que una caja de cartón es mucho más divertida que un moderno regalo de navidad.

Dicen que eso de los bebés es cosa de mujeres, pero estoy convencido de que si los hombres nos diéramos el tiempo de acercarnos, el mundo sería un lugar mejor. Vivir de cerca esta etapa te hace comprender lo vulnerable que es la vida, te ausentas de tus guerras internas y externas: aprendes a dimensionar. Juraría que varios de los episodios más trágicos de la historia del mundo habrían sido distintos si sus protagonistas hubieran jugado con sus hijos a las cosquillas.

Solía odiar cuando alguno de mis músicos favoritos tenían hijos porque su increíblemente creativo lado oscuro desaparecía, adiós, el fin. Impresionantes obras maestras quedaban atrás, a partir de ese momento todo lo nuevo suyo sonaba a canciones de cuna. Y heme aquí, ahora, cantándolas.

Y si a todo esto le agregas tener a la mejor compañera de camino, a la mujer cuyo vientre fue por nueve meses esa perfecta fuente de vida y amor, simplemente no se puede pedir algo mejor. ¿Y qué sigue? No lo sé, y disfrutaré irlo descubriendo un día a la vez, un año a la vez.

¿Es fácil ser padre? No, es hermoso.

Feliz primer cumpleaños, Andrea, preciosa. Te amamos.

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-01

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-02

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-03

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-04

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-05

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-06

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-07

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-08

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-10

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-11

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-12

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-13

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-14

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-15

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-16

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-18

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-19

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-20

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-21

Feliz_Primer_Cumple_Andrea-22

March 4, 2014

En pausa. Y llegó el momento en el que decidimos poner en pausa nuestros mundos, nuestras ocupaciones habituales, de pronto simplemente nada más existía. La fecha para la llegada de Andrea se acercaba y debíamos concentrarnos en abrir nuestros brazos para recibirla. Los nervios son indescriptibles, y no es para menos: en el quirófano las […]

0 Comments
filed under: Babies
tags: ,

En pausa.
Y llegó el momento en el que decidimos poner en pausa nuestros mundos, nuestras ocupaciones habituales, de pronto simplemente nada más existía. La fecha para la llegada de Andrea se acercaba y debíamos concentrarnos en abrir nuestros brazos para recibirla.

Los nervios son indescriptibles, y no es para menos: en el quirófano las dos personas más importantes en tu vida, una de ellas a la cual aún no conoces. Mi tensión sigue aumentando conforme pasan los minutos, y mientras acaricio la cara de Kareny tratando de hacerle más llevadero el momento, los médicos hablan sobre el tráfico y sobre el sabor del café de hace un rato. Para ellos es un nacimiento más, uno de tantos en su carrera, pero para mí es el día más importante de mi historia.

Y de pronto, ¡el llanto! Por primera vez en su vida Andrea se hacía escuchar tras el horrible impacto que para ella significaba dejar el envolvente vientre materno y pasar a las frías manos del doctor. Es un llanto de incertidumbre que no cesaría sino hasta que la colocaran a un lado de su mamá, momento en el que habría encontrado su lugar favorito del universo y se daría cuenta que todo iba a estar bien.

Cuando finalmente me llegó la oportunidad de cargarla, supe que ya nunca nada sería igual, ese momento ha marcado mi vida, me ha marcado para siempre. Es algo imposible de describir con palabras, de pronto todo tiene sentido, es como una estrofa que acaba de descubrir cómo resolverse hacia el coro, se siente perfecto.

Ahora todo es un hermoso caos de pocas horas de sueño y de un apurado aprendizaje propio de la paternidad, pero no lo cambio por nada. Cada que Andrea aprieta mi dedo con su mano cuando me acerco a ella, aunque sé que es un instinto primario, a mí me llena de vida, me invade el deseo de cargarla y decirle lo mucho que la amamos.

No puedo evitar sonreír al presenciar cómo va relacionando la imagen de su madre con la voz y el latido de corazón que escuchó tantas veces durante 9 meses. Soy un afortunado espectador del increíble lazo madre-hijo, ese vínculo incomparable que ha mantenido con vida por siglos a todas las especies del planeta.

Estas semanas con nuestros mundos en pausa me han enseñado que cualquier poema sobre paternidad se queda corto. Que esto se trata de un amor diferente a todos los demás, un amor que te inspira a ser mejor, a desprenderte del yo para entregarte a un eterno abrazo perfecto. Me emociona que esta aventura apenas comienza.

Bienvenida, hija, te amamos.
Sergio.

Andrea-01

Andrea-02

Andrea-04

Andrea-05

Andrea-07

Andrea-03

Andrea-10

Andrea-09

Andrea-11

Andrea-12

Andrea-13

Andrea-14

Andrea-15

Andrea-16

Andrea-17

Andrea-18

Andrea-19

Andrea-20

Andrea-21

Andrea-23

Andrea-22

Andrea-24

December 2, 2013

Algún día le diré a Andrea: mira, hija, estas fotos se las tomé a tu mamá cuando tú ibas a nacer. Ella me responderá diciéndome cómo pude haber mejorado la luz, composición y demás detalles. Y yo estaré orgulloso.

0 Comments
filed under: Pregnancy
tags: ,

Algún día le diré a Andrea: mira, hija, estas fotos se las tomé a tu mamá cuando tú ibas a nacer. Ella me responderá diciéndome cómo pude haber mejorado la luz, composición y demás detalles. Y yo estaré orgulloso.

Kare-01

Kare-02

Kare-03

Kare-04